Cirugía de párpados

La cirugía cosmética de párpados, técnicamente llamada blefaroplastia, sirve para mejorar la apariencia de los párpados superiores, inferiores o ambos. El procedimiento da una apariencia rejuvenecida en las áreas alrededor de los ojos, haciendo que su mirada parezca más descansada y alerta.

Los buenos candidatos para la cirugía cosmética de párpados son:
  • Individuos sanos que no tengan una enfermedad que amenace su vida o alguna afección médica que pueda impedir su recuperación.
  • No fumadores
  • Individuos con una actitud positiva y metas específicas en mente para la blefaroplastia.
  • Individuos que no tengan afecciones serias en los ojos.

Debe decirle a su médico si tiene alguna de estas afecciones médicas:
• Enfermedades de los ojos, como glaucoma, ojo seco o desprendimiento de retina.
• Trastornos de la tiroides como la enfermedad de Graves e hipotiroidismo o hipertiroidismo.
• Trastorno vascular, alta presión u otros trastornos vasculares o diabetes.
El procedimiento de blefaroplastia se realiza, en general, en hombres adultos que tienen tejido facial y músculos saludables. Es importante tener metas realistas para el mejoramiento de los párpados superiores y/o inferiores.
La cirugía cosmética de párpados puede:
• Remover el exceso de depósitos de grasa que parecen como inflamación en los párpados superiores.
• Remover la piel flácida o flacidez que crea pliegues o perturba el contorno natural del párpado superior, algunas veces afectando la visión.
• En el párpado inferior puede remover el exceso de piel y arrugas finas y corregir la flacidez.
• Se pueden corregir las bolsas debajo de los ojos.